Begotten (1991)

Begotten (1991)

begotten

Una experiencia subjetiva que apela directamente a las vísceras y al subconsciente. Las imágenes nos atraviesan y no estamos seguros de si hemos visto lo que creemos haber visto, ni siquiera sabemos cómo se han formado en la córnea imágenes que jamás han aparecido en el film. Nunca percepción y observación han estado tan sutilmente separadas en el cine. Begotten es un film a palpar.

A nivel argumental, podría decirse que es una interpretación sobre el ciclo de creación, muerte y regeneración del Mundo que tanto la naturaleza, como dioses y humanos llevamos a cabo en el tiempo mítico. Begotten es humus del caos, una invitación descarnada e irresistible a la especulación.

Con maestría, E. Elias Merhige dota a su film de un aura mística a través de capas de abstracción que impone desde el montaje (descansado, en detrimento de los movimientos espasmódicos de los actores a 20 cuadros por segundo), una banda sonora totalmente carente de música y diálogos y una fotografía que merecería un análisis aparte, pero que a grandes rasgos podría resumir de impactante blanco y negro sub o sobreexpuesto, con fantásticos toques de negativos en superposición y un granulado tan expresivo que se hace tumor en la retina.

En sus mejores momentos, Begotten provoca las mismas sensaciones de hiperrealidad que todos hemos experimentado en alguna noche febril: lo que percibimos está amplificado, distorsionado, cobra una quinta dimensión y se vuelve torturante a la vez que cautivador descubrir la fuente de esta invasión íntima a la que la razón no puede filtrar de ningún modo. Merhige utiliza la lógica y la estética del sueño febril para volvernos el estómago de adentro hacia fuera y aún así, nos obliga a mantener la mirada fija en la pantalla sin pestañear un segundo… como aquél que no puede apartar los ojos de un horrible accidente de coches en la carretera.

Las consecuencias de este film pueden ser fantásticas como desastrosas, pero como toda consecuencia sólo puede evaluarse en retrospectiva. Lo cierto es que los efectos secundarios de este indescriptible viaje llamado Begotten dejarán resaca durante varios días.

Cortesía de Mad Actions !!

begotten4lb2

Ficha técnica
Dirección: E. Elias Merhige
Guión: E. Elias Merhige
Productores: E. Elias Merhige
Director de Fotografía: E. Elias Merhige
Dirección de Arte: Harry Duggins
Sonido: Evan Albam
Actores: Brian Salzberg | Donna Dempsey | Stephen Charles Barry

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s