Shpongle – Nothing Lasts…But Nothing Is Lost (2005)

Shpongle

Nothing Lasts…But Nothing Is Lost (2005)

Cover

Shpongle originalmente fue concebido como un proyecto que abarcaría sólo tres discos y éste sería el encargado de cerrar la trilogía, de ahí su nombre semi-nostálgico (Nada dura… Pero nada se pierde); sin embargo, poco después de la gira, Simon Posford y Raja Ram se arrepintieron y decidieron grabar dos discos más: Ineffable Mysteries from Shpongleland (2009) y Museum Of Consciousness (2013).

Shpongle dedicó este disco a la memoria del psiconauta, escritor y etnobotanista Terence McKenna. Teniendo en cuenta la dedicatoria, vale la pena empezar hablando un poco sobre el homenajeado. Terence McKenna (1946 – 2000) fue una de las figuras más influyentes del movimiento intelectual psicodélico; a la misma altura de Timothy Leary (amigo de John Lennon y en gran medida responsable de la fase psicodélica de los Beatles “Revolver”, “Sgt. Pepper’s”, “White Album”) y el Dr. Albert Hoffman, famoso por ser el primero en sintetizar y descubrir los efectos psicoactivos del LSD. Luego de graduarse de la carrera de Ciencias Ecológicas en UC Berkley, McKenna viaja a la amazonia colombiana en 1971 con la intención de estudiar el Yopo, un arbusto usado por varias tribus de Sudamérica y el Caribe en rituales chamánicos gracias a la presencia del potentísimo compuesto alucinógeno Dimetiltriptamina (DMT) en casi toda la planta.

En busca de Yopo llega a La Chorrera, un pequeño pueblo de población principalmente indígena donde redirige su interés a estudiar y experimentar con varios tipos de yagé (ayahuasca); una infusión de lianas y plantas selváticas comúnmente usada por muchos pueblos de la región con propósitos medicinales y religiosos. Luego de volver a los Estados Unidos profundamente marcado por sus vivencias en el Amazonas, McKenna publica varios libros y dicta charlas sobre sus experiencias en La Chorrera: chamanismo, espiritualidad y substancias psicodélicas. En 1985 Terence y su esposa Kathleen Harrison se mudan a Hawaii y fundan la reserva etnobotánica Botanical Dimensions, donde vive hasta su muerte a los 53 años de edad a causa de un tumor inoperable en el cerebro. Estemos o no de acuerdo con sus posturas, sin duda es el personaje perfecto para merecer una dedicatoria de Shpongle.

Como se trata de un homenaje, desde la primera pista del álbum, “Botanical Dimensions”, empezamos a encontrar referencias y citas de McKenna. El mismo nombre del disco, además de hacer referencia al final de la trilogía inicial de Shpongle, es una cita del poeta William Blake (uno de los favoritos del etnobotanista) y al final de “…But Nothing is Lost”, la octava pista, se escucha un sample de McKenna comentando esta frase. Pero el disco no es sólo Terence McKenna y como es costumbre con Shpongle está lleno de sonidos y samples curiosos y bien escogidos. Uno bastante divertido aparece al comienzo de “The Nebbish Route”: un pequeñísimo pero reconocible fragmento de “El Misterioso Viaje de Nuestro Homero”, el capítulo de la serie animada Los Simpson en el que Homero alucina luego de comer un chile de Quetzalquatenango en la Feria Anual de Chile de Springfield.

Igual que en álbumes anteriores, “Nothing Lasts…But Nothing is Lost” toma prestados fragmentos de música de distintas partes del mundo y, por supuesto, Brasil vuelve a aparecer entre sus elegidos. “Levitation Nation”, la tercera pista de este álbum está construida sobre un sample de la canción “Meu Brasil” de la famosa escuela de samba Beija-Flor de Nilópolis. También “Falling Awake”, la última canción del álbum, tiene una fuerte influencia brasilera: básicamente es una progresión de Bossa-nova en guitarra acústica sobre la que otra guitarra improvisa. Si no me equivoco, quien toca la guitarra es Simon Posford, como ya lo había hecho en “Tales of the Inexpressible”. Además de música brasilera, este álbum usa un poco de música balcánica y árabe. El toque árabe aparece en “When Shall I Be Free?” con un oud que presenta el tema principal y más casi al final de la misma canción un shenai hace un solo extrañísimo; la parte balcánica, menos marcada que la árabe, aparece en “The Statement of the Shaman”, la pista inmediatamente posterior, con unos vientos.

Mini Dato:

* Según Simon Posford, este disco en realidad sólo tiene 8 canciones divididas en 20 partes, cosa que no es tremendamente evidente al principio pero conociendo esa información resulta fácil notar.

Bitrate: 320 Kbps

01 – Botanical Dimensions
02 – Outer Shpongolia
03 – Levitation Nation
04 – Periscopes Of Consciousness
05 – Schmaltz Herring
06 – Nothing Lasts…
07 – Shnitzled In The Negev
08 – …But Nothing Is Lost
09 – When Shall I Be Free?
10 – The Stamen Of The Shamen
11 – Circuits Of The Imagination
12 – Linguistic Mystic
13 – Mentalism
14 – Invocation
15 – Molecular Superstructure
16 – Turn Up The Silence
17 – Exhalation
18 – Connoisseur Of Hallucinations
19 – The Nebbish Route
20 – Falling Awake

Cortesía de Cuervodka !!

Anuncios

One thought on “Shpongle – Nothing Lasts…But Nothing Is Lost (2005)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s