Tame Impala – Innerspeaker (2010)

Tame Impala

Innerspeaker (2010)

Cover

La música psicodélica tiene en sí un atractivo indudable. Misticismo, creación de ambientes y sonidos que juegan con nosotros, desorientan nuestras mentes e incluso nos hace caer en un hipnotismo sonoro. Su momento álgido está claro que fue varias décadas atrás, entremezclada con el ambiente de liberación y exploración hippie. Pero Kevin Parker y Tame Impala han conseguido traernos de nuevo ese magnetismo ácido y adaptarlo al momento actual.

Es importante aclarar que el sonido de Tame Impala no es simplemente un revival de la psicodelia de finales de 60 y principios de los 70. Sí, suenan a los Beatles de Revolver, a los primeros Pink Floyd y tienen algo de los jam de The Doors y los Zepp, pero hay más. Suena a 1968, pero también a 2012. Retro y digital. Es la psicodelia actual, más cercana a los desvaríos de Syd Barrett que a las flores y promesas lisérgicas gringas.

Tame Impala se ha convertido en poco tiempo en un proyecto difícil de abordar debido al número de puntos separados que hay que poner en común. Esta agrupación surge de un proyecto personal del australiano Kevin Parker, quien grabó en su propia casa una serie de temas y los publicó en Myspace. Eso atrajo el interés de algunas discográficas, para firmar definitivamente un contrato con Modular Recordings.

Sin embargo, él solo no podía transmitir al directo sus composiciones, por lo que Parker pidió ayuda al bajista Dominic Simper y al baterista Jay Watson. De esa forma comenzaron a dar pequeñas actuaciones por la zona. Ese contrato también les permitió rápidamente idear su primer EP y durante 2008 telonear a bandas de renombre como The Black Keys o MGMT, además de un pequeño tour por el Reino Unido al año siguiente, donde obtuvieron una cálida acogida.

Simper y Watson liderados por un omnipresente Parker se pusieron a trabajar en su álbum debut del que mucha gente ya estaba pendiente por su anterior promoción. Este “Innerspeaker” salía a las calles a finales de mayo de 2010 aunque, como dato curioso, iTunes accidentalmente lo filtró nueve días antes. Ahora bien, centrándonos musicalmente en esos puntos a poner en común, el primero de ellos es el propio Kevin Parker, cerebro y núcleo sobre el que se forma Tame Impala. Él pone las letras, la voz y toca la mayoría de instrumentos en estudio (en directo, lógicamente, necesita del apoyo de más músicos). Este hecho hace que muchas veces Tame Impala sea considerado el proyecto de grabaciones de Parker.

Otro punto que llama la atención desde los primeros segundos es su misterioso parecido vocal con el beatle John Lennon, y aunque él mismo ha dicho que en un principio no se daba cuenta, en algunas canciones es inevitable la comparación con la etapa más ácida de The Beatles.

Por otro lado, musicalmente tampoco es eludible la comparación con los Beatles, ya que a veces el sonido de Tame Impala es como si el Fab Four hubieran continuado y profundizado su viraje psicodélico. La influencia del power trio Cream e incluso texturas pinkfloydianas asoman en esta ópera prima de Tame Impala.

Origen: Australia

Género: Psychedelic Rock / Indie Rock

Bitrate: 320 Kbps

01 – It Is Meant To Be
02 – Desire Be, Desire Go
03 – Alter Ego
04 – Lucidity
05 – Why Won’t You Make Up Your Mind?
06 – Solitude Is Bliss
07 – Jeremy’s Storm
08 – Expectation
09 – The Bold Arrow The Time
10 – Runway, Houses, City, Clouds
11 – I Don’t Really Mind

Cortesía de El Quinto Beatle !!

Anuncios

One thought on “Tame Impala – Innerspeaker (2010)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s