Grateful Dead – Anthem Of The Sun (1968)

Grateful Dead

Anthem Of The Sun (1968)

Front

Anthem of the Sun es el segundo álbum de estudio de la banda producida por David Hassinger en el verano de 1967 en la ciudad de New York. Los dirigidos por Jerry García se muestran más experimentales que nunca en estas grabaciones donde mezclan largas sesiones de jam con canciones realmente hipnóticas en el cuales incorporan un segundo baterista para darle más ritmo a la cosa. Es quizás el que más se asemeje a sus famosos directo que solían dar gratis, convirtiéndose en verdaderas comuniones lisérgicas entre músicos y seguidores.

Creo que el disco puede ser entendido como el sueño perfecto de algún hippie de pura cepa. Las melodías se hacen hipnóticas y los paisajes se presentan de manera espontánea, los acordes de transmutación ácida corroen la realidad aparente, mensajes de amor influido por la riqueza de la naturaleza se hacen visibles, el velo cae, vienen las flores, las fusiónes, la paz, la electricidad y con todo eso rock…mucho rock.

Poesía de colores saturados que encienden las mentes de cientos de “deadheads” que siguen a la banda en una caravana eterna hasta el fin del universo…hasta un tiempo perdido en el espacio. La tierra late y en el horizonte resplandece una llama viva que se encendió en la mitad de los sesentas en California y que no se apagará jamás…!

Ideal para escucharlo…

Orígen: U.S.A

Género: Psychedelic Rock / Folk / Bluegrass / Country

Bitrate: 320 Kbps

01 – That’s It For The Other One
02 – New Potato Caboose
03 – Born Cross-Eyed
04 – Alligator
05 – Caution (Do Not Stop On Tracks)

Cortesía de Olor a Viejo y The Lake Band !!

Grateful Dead – Aoxomoxoa (1969)

Grateful Dead

Aoxomoxoa (1969)

aoxomoxoa1

Tercer trabajo de los míticos Grateful Dead considerado como el punto de partida de la etapa experimental de la banda. El estilo de este álbum es complejo y esta cargado de elementos clásicos de la música popular norteamericana (bluegrass/country), sonidos lisérgicos y letras etéreas y confusas.

El álbum desarrolla un sonido melódico basado en canciones tradicionales que otorgan la base para sonidos “místicos”, los cuales se desprenden en baladas country-rockeras y pasajes psicodélicos-experimentales. Un álbum ideal para iniciarse en los terrenos del grupo de la muerte.

Bitrate: 320 Kbps

01 – St. Stephen
02 – Dupree’s Diamond Blues
03 – Rosemary
04 – Doin’ That Rag
05 – Mountains Of The Moon
06 – China Cat Sunflower
07 – What’s Become Of The Baby
08 – Cosmic Charlie

Cortesía del Hombre Polilla !!

Grateful Dead – American Beauty (1970)

Grateful Dead

American Beauty (1970)

Grateful_Dead-American_Beauty-Frontal

Grateful Dead había nacido como banda en 1967, liderando el sonido libre e improvisado que caracterizaba al Rock & Roll que se hacía en el área de San Francisco en los sesenta y definiendo por el camino las bases de la Psicodelia y el Acid-rock. Jerry García (guitarra), Ron ‘Pigpen’ McKernan (teclados), Phil Lesh (bajo), Bob Weir (guitarra) y Bill Kreutzman (batería) fueron los miembros fundadores de la banda. En 1968 Mickey Hart (percusión) se añadió a la formación.

Mientras en sus primeros cuatro álbumes se habían concentrado en capturar en vinilo el hoy legendario sonido de directo de la banda, en 1970 con Workingman’s Dead regresaron a sus raíces musicales con una colección de cortes originales que tendían al blues, al country y al folk. Una tendencia que continuaría con American Beauty. Producido por los mismos Grateful Dead, el álbum contiene diez canciones originales en las que brillan sus habilidades compositivas.

Tres cortes conseguirían no poca popularidad en la radio: “Box of Rain”, “Ripple” y “Truckin’”, entrando en listas generales y con el tiempo convirtiendose en las más populares de la Grateful Dead. Mientras canciones como “Sugar Magnolia” y “Friend of the Devil” acabarían siendo estándares de su repertorio en directo. El aire de Country-Blues de American Beauty está reforzado por las colaboraciones de, entre otros, David Grisman (mandolina) y el guitarrista Dave Nelson (de New Riders of the Purple Sage).

El álbum es innovador para su tiempo por su fusión de Bluegrass, Rock’n’Roll, Folk y especialmente Country. Está considerado como el más consistente trabajo de estudio de Grateful Dead. La guitarra solista de Jerry García no es tan protagonista como nos suele tener acostumbrados, sentándose a la ‘pedal steel guitar’ para completar no pocos pasajes.

American Beauty se puede encontrar citado frecuentemente en listas de “mejores álbumes de todos los tiempos”, entre ellas la de la revista Rolling Stone de los 500 más grandes. Sin duda uno de los álbumes fundamentales e imprescindibles del por entonces emergente Country-Rock.

Nota: este comentario es, en buena parte, una traducción de las notas que acompañan a la edición en CD de Warner.

Bitrate: 320 Kbps

01 – Box of Rain
02 – Friend of the Devil
03 – Sugar Magnolia
04 – Operator
05 – Candyman
06 – Ripple
07 – Brokedown Palace
08 – Till the Morning Comes
09 – Attics of My Life
10 – Truckin’

Cortesía de The Lake Band !!

Grateful Dead – Fillmore East, New York (1970)

Grateful Dead

Fillmore East, New York (1970)

gra1

Festivas ceremonias llenas de lisérgia y congregación vital, sinceros hippies de San Francisco enlazados con universos clásicos de la tradición sonora americana y despreocupadas disoluciones psicodélicas puestas en escena de forma dilatada y comunal. Estos son algunos de los rasgos en la naturaleza como banda de The Grateful Dead, una de las grandes formaciones surgidas en la América de los años 60.

Los Grateful Dead se dieron a conocer gracias a su estilo de composición único y ecléctico (sus influencias musicales variaron ampliamente basándose en la música psicodélica de la época, combinándola con blues, jazz, rock and roll y bluegrass) y por las largas improvisaciones que realizaban en sus actuaciones.
Estas distintas influencias fueron destiladas en un todo diverso y psicodélico que convirtió a Grateful Dead en “los padrinos pioneros del mundo de las bandas de improvisación (jambands)”.

Comenzaron su carrera en Palo Alto, California, con el nombre de The Warlocks (Los Brujos); nombre que tuvieron que cambiar para conseguir un contrato discográfico debido a que otra banda (como dato interesante, se trataba de la futura The Velvet Underground) estaba ya grabando bajo ese nombre. Finalmente se trasladaron a la zona de Haight-Ashbury, en San Francisco.

Muchas bandas de esta zona, como Jefferson Airplane, Big Brother and the Holding Company y Santana, llegaron a la fama nacional, dándole a San Francisco la imagen de capital de la contracultura hippie de la época. De todas estas bandas, los componentes de Grateful Dead eran los que gozaban del más alto nivel musical, incluyendo a Jerry García a la guitarra y banjo, el músico de blues “Pigpen” McKernan en harmónica y órgano, el bajista Phil Lesh (proveniente de la música clásica) y Bill Kreutzmann a la batería, influído por el jazz. Grateful Dead personificaba “todos los elementos de la escena de San Francisco y llegaron, consecuentemente, a ser los representantes de la contracultura en el resto de su país”.

Escuchando su primer LP (The Grateful Dead, Warner Brothers, 1967), se percibe que fue grabado sólo unos años después de la moda de la “surfing music”, en la cuál el sonido del rock de California se rezumaba.

La música primeriza de Grateful Dead (a mediados de los 60) fue parte del proceso del establecimiento de lo que fue la “música psicodélica”, pero la suya era en esencia una versión “callejera” y “cruda” de ésta. Esto era natural, puesto que tocaban en fiestas psicodélicas, eventos en parques al aire libre, y fiestas privadas en Haight-Ashbury. Los Dead no tendían a encajar su música en un estilo determinado como el pop, rock, blues, folk rock o country/western. En conjunto, su música se inspiró en todos estos géneros y más, con frecuencia mezclando varios de ellos.

A menudo (tanto en directo como en grabaciones) dejaban lugar a escapadas musicales exploratorias, espaciales; una forma de psicodélia que estaría a medio camino entre extraña y exóticamente bella. Muchos entendidos creen que el auténtico espíritu de Grateful Dead no solía quedar bien captado en estudio.

En 1971 Hart había dejado el grupo (volvería en 1974) y un año después el que se incorporó a la banda fue Keith Godchaux, teclista que sustituyó a un enganchado al alcohol Pigpen, quien terminaría falleciendo un año después.

Junto a Keith, se unió al grupo en tareas vocales su esposa, Donna Godchaux.
En su propio sello publicaron “Wake of the flood” (1973), un meritorio album de tendencias jazz y sobresaliente comportamiento en ventas.

El aceptable “The Grateful Dead From The Mars Hotel” (1974) y el notable “Blues for the Allah” (1975) son el preludio de discos en estudio de escasa entidad y poca definición como “Terrapin Station” (1977), “Shakedown Street” (1978) o “Go to heaven” (1980).

Tras este Lp, y al margen de sus actuaciones y grabaciones en directo, los Dead, como grupo y sin contar con sus carreras en solitario y demás proyectos anexos, no volverían a grabar otro disco hasta finales de la década de los 80.

Sus legendarios conciertos continuaron hasta que en 1992 García sufre otra indisposición derivada de su adicción.
Tres años después, el 9 de agosto de 1995, fallecería de un ataque al corazón, poniendo punto y final a su vida y a la de The Grateful Dead.

Aunque renegaba bastante de ello, Jerry García era el líder indiscutible de la banda y su razón de ser. García era un personaje carismático, complejo, que simultaneaba la composición y ejecución de gran resonancia de su música con una vida personal a menudo autodestructiva, llena de excesos, drogas, fracasos financieros y tres matrimonios fatalmente fracasados.

Las tragedias en su infancia, junto con el impacto de las drogas y la fama, forjaron una personalidad única, bicéfala y sin raíces. Lo mejor: su voluntad para experimentar e improvisar que hace de su música una perspectiva e inventiva única y brutal. En su peor cara, especialmente hacia el final de su vida, la frustración y presión de mantener Grateful Dead a flote en su constante actuar y tocar en directo, que le llevó a un comportamiento autodestructivo, catártico que contribuyó a su prematuro final, a la edad de 53 años en un centro de desintoxicación.

Tras la muerte de Jerry García en agosto de 1995 lo restantes componentes de la banda decidieron disolverla.

Esta placa recoge las actuaciones que realizó la banda en la sala Filmore East durante el mes de Septiembre y como invitados especiales a semejante bacanal sónica: Fleetwood Mac, The Allman Brothers Band y Arthur Lee.

Bitrate: 320 Kbps

Disc 1:

01 – The Other One
02 – Cryptical Envelopment
03 – Dire Wolf
04 – Casey Jones
05 – Not Fade Away
06 – Cumberland Blues
07 – Cold Rain And Snow
08 – High Time
09 – Me & My Uncle

Disc 2:

01 – Dark Star
02 – Spanish Jam
03 – Turn On Your Lovelight
04 – Uncle John’s Band

Cortesía de Deesperanzaadosminutos !!