Jefferson Airplane – Surrealistic Pillow (1967)

Jefferson Airplane

Surrealistic Pillow (1967)

Portada

Jefferson Airplane se formó en la ciudad de San Francisco en 1965 y fue una de las bandas claves pioneras del movimiento psicodélico del denominado “Verano del Amor”. La primera en acceder al reconocimiento mundial, además de que era de las mejores pagas y la de mayor éxito del momento.

La banda la formó el cantante de 23 años Marty Balin cuando se unió al músico folk Paul Kantner, quien venía de tocar con gente como Jerry Garcia, David Crosby y Janis Joplin. Debutaron en The Matrix el 13 de Agosto de 1965 y en noviembre la banda firmaba contrato discográfico con RCA Victor. La banda graba en 1966 “Takes Off” que bien no es un álbum precisamente psicodélico, pues más bien se trata de un disco de folk y blues rock, pero tiene cierto sabor que pronto germinaría en lo que se llamaría Acid Rock.

Surrealistic Pillow es otro inmortal álbum del 67, una obra intensa, ácida y cargada de tintes folk. En sí uno de los mejores álbumes del denominado San Francisco Sound. Fue grabado en la ciudad de Los Angeles con el productor Rick Jarrard en sólo 13 días y se editó en febrero de 1967. El nombre del disco proviene del productor en las sombras del disco, Jerry Garcia, quien dijo que el disco sonaba “tan surrealista como una almohada”. García aparece en los créditos del disco sólo como Guía Espiritual.

Estamos ante uno de los 10 mejores discos de 1967 y eso ya es mucho decir. Jefferson Airplane es una de las bandas que tomó la bandera del Flower Power e hizo música psicodélica ligera, alegre, luminosa, con toques acústicos y grandes arreglos vocales, a diferencia de los complejos arreglos de los Beatles y Stones de la época, o de la amenazante oscuridad de los Doors, de la locura cósmica de Pink Floyd, o del cargado blues rock psicodélico de Cream o The Experience.

El disco no es perfecto, la banda tuvo cambios a partir de su formación original, pero quizá jamás estuvo tan cerca de la perfección como aquí. Además este es el primer disco con Grace Slick (quien anteriormente cantaba con un grupo psicodélico llamado The Great Society ), una de las mejores vocalistas femeninas de la historia. Si alguien tienen alguna duda, solo escuchen la tremenda energía y el perfecto dominio que despliega en “Somebody To Love” o en “White Rabbit”. Desgraciadamente muchas de las canciones fueron escritas por Marty Balin, y él mismo tomó el rol protagónico vocal en ellas, dejando a Grace en un segundo plano, apenas en los coros. No es que Marty tenga mala voz, pero haciendo una comparación con Big Brother and the Holding Co, éstos se dieron cuenta enseguida de la joya que tenían en la voz de Janis y le dieron mayor oportunidad de lucimiento desde el inicio. Los Airplane no explotaron las cualidades de Slick de inmediato, de manera que aquí sólo explota en sus propias canciones, pero vaya, qué manera de hacerlo! Sin duda estas dos no sólo son las mejores del disco, sino que tienen ya un lugar especial entre las grandes canciones de rock de todos los tiempos.

“Somebody To Love”, fue escrita por el ex esposo de Grace, Darby Slick y de alguna manera se escapa al aire inocente de las canciones escritas por Balin. De hecho, esta canción se siente amenazante, furiosa, a punto de estallar pero conservando el colorido. Grace tiene aquí una de las mejores interpretaciones vocales de la historia, y su par de canciones en este álbum bastaron para colocarla apenas detrás de Janis. La guitarra de Jorma también es sobresaliente, con uno de sus mejores momentos, un guitarreo frenético y un solo corto, pero bestial y absolutamente brillante. Ni siquiera el hecho de durar menos de 3 minutos impidió que este se volviera un himno de la era hippie, y aún actualmente le salen covers que no le llegan a los talones. Esta canción NO PUEDE FALTAR en ninguna colección de rock que se digne decente… Y ni siquiera es la mejor del álbum.

Ahora si llegamos a la obra maestra de este disco, escrita por la mismísima Grace Slick. “White Rabbit” podría haber pasado por una simple canción de pop rock ácido de no ser por la maravillosa e hipnótica línea de bajo de Casady y la poderosa e histérica entrega vocal de Grace, que se muestra aquí como una gran constructora de tensión, elevando casi imperceptiblemente el tono hasta que sin darnos cuenta el final de la canción nos toma por sorpresa y nos deja sin saber qué ha pasado realmente… La letra también es de lo más cool, usando una ingeniosa idea para usar a Alicia en el País de las Maravillas de metáfora para las drogas, con lo cual iniciaría un culto al final de la década hacia Lewis Carroll.

Un gran disco, sin duda, quizá el mejor disco de psicodelia pura de San Francisco, y medio año antes del Sgt. Peppers!! Esta fue la respuesta norteamericana tras el monopolio del buen rock por parte de los británicos durante la primera mitad de la década. Un sonido fresco y muy distante del inocente Rock & Roll de 1963. El disco hippie por excelencia, y sin duda el mejor de Jefferson Airplane, que vendrían después con buenos discos, pero ya nunca alcanzarían esta cumbre. Además es la prueba de que un álbum democrático, en el que todos participan, puede conservar la esencia de la banda y ser bueno, cosa que realmente pocos discos logran conjugar. La gran mezcla de pop con Acid Rock bastarían para darle un 10, pero la inclusión de las rolas de Grace Slick hacen de éste álbum un Must Have indiscutible.

Orígen: U.S.A

Género: Psychedelic Rock / Acid Rock / Psych Folk

Bitrate: 320 Kbps

01 – She has Funny Cars
02 – Somebody to Love
03 – My Best Friend
04 – Today
05 – Comin´ Back to Me
06 – 3,5 of a Mile in 10 Seconds
07 – D.C.B.A. -25
08 – How do you Feel
09 – Embryonic Journey
10 – White Rabbit
11 – Plastic Fantastic Lover

Cortesía de la Caverna de Corvan y el Bicho Reactor 07 !!

Jefferson Airplane – Bless Its Pointed Little Head (1969)

Jefferson Airplane

Bless Its Pointed Little Head (1969)

airplane

El año 1969 es un año fundamental para toda la música y la cultura californiana. También es un año importantisimo para Jefferson Airplane: en los primeros meses publica su primer “directo”, titulado ‘Bless it’s pointed little head’; grabado en Fillmore West.

El disco se abre con un grito al estilo de King Kong, que servia de introducción al concierto propiamente dicho, sobre el que se superponen los potentes redobles de Dryden, que hacen explosión en el tema ‘3/5 of a mile in 10 seconds’. Todo el disco esta dotado de un notable dinamismo y no faltan los contrastes entre la cruda potencia sonora y, por ejemplo, la aterciopelada belleza del tema ‘Fat angel’ de Donovan.

Ademas, se ha dejado mucho espacio para la improvisación, como en los temas ‘Rock me baby’ y ‘Bear melt’. Otro tema fantastico y de obligada audición es la composición de Fred Neil “The Other Side of this Life” que por cierto era uno de los favoritos de la banda, después de haber sido un elemento básico en sus conciertos en vivo desde sus primeros días.

Bitrate: 320 Kbps

01 – Clergy
02 – 3/5 of a Mile in 10 Seconds
03 – Somebody to Love
04 – Fat Angel
05 – Rock Me Baby
06 – The Other Side of This Life
07 – It’s No Secret
08 – Plastic Fantastic Lover
09 – Turn Out the Lights
10 – Bear Melt
11 – Today
12 – Watch Her Ride
13 – Won’t You Try/Saturday Afternoon

Cortesía de Alitas Cornucopia !!

Jefferson Airplane – Volunteers (1969)

Jefferson Airplane

Volunteers (1969)

cover

Hay discos que son fotografías de su época. Entre marzo y agosto de 1969 (el período en el que se grabó “Volunteers”, sexto disco de los Jefferson Airplane) el mundo vio pasar (entre otras cosas) Woodstock, la llegada del hombre a la luna, los asesinatos del clan Manson y la escalada militar en Vietnam por parte de Estados Unidos. 
  
“Volunteers” (el título barajado había sido “Volunteers of Amerika”, pero fue censurado) fue también el “canto de cisne” de una época y unos ideales que ya acusaban el golpe de una dura realidad. En aquel 1969, los Jefferson eran algo así como “la voz” de la contracultura americana. Eran escuchados y tenidos en cuenta. Y el disco los encontró en el pico de sus fuerzas creativas, tomando posición política. 
  
Instalado en su San Francisco natal, el grupo (que aquí presentó por última vez su formación clásica) armó un disco expansivo y lleno de música inspirada. Zapadas, matices (como en la derivativa “Hey Frederick”) se sumaron a la habitual capacidad de la banda para armar buenas canciones y bellos arreglos corales. “We can be together” es una canción simplemente hermosa, abierta y llena de luz, aunque esconde su fiereza contestataria (con su ya clásico “up against the wall motherfucker” metido entre sus líneas). En el disco la canción abre el setlist, aunque fue la última que el grupo compuso en las sesiones. Canción de amor y de repudio visceral a la violencia, a la vez. 

Varios amigos colaboraron en el disco, como Jerry García (que toca guitarra steel en la pastoral “The farm”, una especie de oda ecológica) o el gran Nicky Hopkins -el pianista más buscado de los 60´s- que aquí inspiró las sesiones del disco con su presencia. Hay más buena música. “Good shepheard” es una balada Gospel tradicional, que el grupo adaptó. Las melodías y juegos vocales allí son, simplemente, sublimes. “Wooden ships” (compuesta junto a Stephen Stills y David Crosby, otros invitados ilustres) también aparece en el disco debut de “Crosby, Stills & Nash” y se extiende en el momento más introspectivo del disco junto a “Eskimo blue day”.

El cierre es a todo trapo con “Volunteers”. Lejos de hacerse cargo de las implicancias políticas de la letra (“we are Volunteers of America” ) Marty Balin, uno de sus compositores, se encargó de restarle “romanticismo” afirmando que se trató, apenas, de una ocurrencia del momento.

Bitrate: 320 Kbps

01 – We Can Be Together
02 – Good Shepherd
03 – The Farm
04 – Hey Fredrick
05 – Turn My Life Down
06 – Wooden Ships
07 – Eskimo Blue Day
08 – A Song For All Seasons
09 – Meadowlands
10 – Volunteers

Cortesía de Ultra Vivido !!