King Gizzard & The Lizard Wizard – I’m In Your Mind Fuzz (2014)

King Gizzard & The Lizard Wizard

I’m In Your Mind Fuzz (2014)

cover

El caso de los Kings es bastante particular. Cada integrante es a su vez miembro de otro proyecto y la primera vez que decidieron juntarse fue en plan “broma”. Desde esa primera experiencia hasta el día de hoy se reúnen ocho discos y varios EP, y en cada uno se dan el lujo y la libertad de experimentar con diversos géneros “just for fun”. Su quinto álbum “I’m In Your Mind Fuzz” es otro experimento sonoro acompañado de armónicas, voces reverberadas, bajos profundos que dictan el ritmo y dos baterías que establecen un tempo sólido pero pegajoso.

Hay algo de salvaje hedonismo en el ritmo de publicación que siguen King Gizzard and the Lizard Wizard, que casi parece que están a punto de darnos otro disco más en cuanto giremos en la esquina. Sin embargo, si no fueran así de frenéticos probablemente no nos fascinarían tanto. Cualquiera intentaría controlar el ritmo de trabajo, concentrar para pulir y redondear la obra, pero ellos necesitan pasar rápido a otra cosa, a una nueva canción, a una nueva ida de olla.

Esa idiosincrasia es la que provoca que les salgan varias maravillas al mismo tiempo que rarezas indigestas que provocan inmediatos arqueos de ceja. En tres años han sacado cinco discos. Hemos hecho bromas sobre el incansable ritmo de trabajo de Ty Segall por menos, sólo que los australianos filtran menos. Pero no pasa nada, porque es gracias a discos menores y jocosos como Oddments (autoeditado, 2014) por lo que podemos tener discos como I’m in Your Mind Fuzz (autoeditado, 2014).

I’m in Your Mind Fuzz es un espectacular ejercicio donde garage y psicodelia se dan la mano una vez más para ofrecer magníficos resultados. La conjunción que logran en los cuatro primeros temas, tres donde afirman, niegan y afirman con fuzz que están en nuestra mente y el especial invitado ‘Cellophane’ que pasaba por allí, casi parece algo cercano a una suite, pero sin serlo. Solo un agradable espejismo que se aloja en nuestras mentes.

King Gizzard and the Lizard Wizard vuelven a lograr un disco con el que volar alto y sin motor, pero sin perderse entre las nubes. Disfrutar de esa sensación revigorizante que llena tus oídos al darle al play y se traslada al resto de tu cuerpo, a tus pulmones, a tus extremidades, a tus vísceras retroperitoneales. Y sí, también a tu mente. Los Kings son enigmáticos, imprevisibles, de tosca producción, llenos de fuzz y de ideas desquiciadas, lo suyo es ideal para mentes desprejuiciadas y dispuestas a bucear en la psicodelia más inesperada.

Origen: Australia

Género: Psychedelic Rock / Garage Rock

Bitrate: 320 Kbps

01 – I’m In Your Mind
02 – I’m Not In Your Mind
03 – Cellophane
04 – I’m In Your Mind Fuzz
05 – Empty
06 – Hot Water
07 – Am I In Heaven
08 – Slow Jam 1
09 – Satan Speeds Up
10 – Her & I (Slow Jam II)

Cortesía de Hipersonica y Manes Desidia !!

Anuncios

King Gizzard & The Lizard Wizard – Quarters (2015)

King Gizzard & The Lizard Wizard

Quarters (2015)

0004877470_10

Quien les haya ido siguiendo la pista durante este tiempo sabrá de los vicios y virtudes del ‘Rey Molleja’ y estoy seguro de que sabrá reconocer la velocidad como una constante en las melodías de los australianos. Cierto es que no se puede decir que los de Melbourne vayan al grano siempre; la mayoría de sus canciones, lejos de ser directas piezas de garage-psych, se suelen perder entre largos y lisérgicos riffs. Eso sí, los King Gizzard pocas veces bajaban el ritmo, convirtiendo sus discos en toda una fiesta embadurnada de LSD y alucinógenos varios.

El presente disco consta de cuatro piezas de idéntica duración (diez minutos y diez segundos), con las que el grupo da rienda suelta a su desbordada pasión por la psicodelia de baja fidelidad. Una clara protagonista que sin embargo comparte espacio con altas dosis de progresivo, influencias de la Costa Oeste, krautrock, pinceladas exóticas y otros aderezos con los que completar la llamativa fórmula. El resultado es un viaje extremadamente lisérgico y plagado de giros y recovecos, donde el anárquico torrente secuencial presentado por la banda arrastra tras de sí al oyente.

Desde el primer segundo de este disco queda patente la tranquilidad que se ha apoderado de sus canciones. Esta vez su psicodelia adoptará ciertas maneras jazzeras siguiendo un cauce que les llevará a rebuscar entre acertados riffs de guitarra y líneas de bajo apoyadas por una percusión con aires tropicales.

Hasta ahora el grupo había conjugado de maravilla lo urgente del garage con lo pictórico de la psicodelia. En “Quarters!” quieren ir un paso más allá, creando una especie de álbum conceptual sirviéndose de una estructura simétrica, un ritmo más pausado y unas letras que hablan de los mecanismos de la naturaleza y el constante movimiento del mundo, haciendo que los cuatro tracks se complementen con mayor fuerza. Sería maravilloso que todas las canciones de King Gizzard & The Lizard Wizard fueran igual de magistrales, pero eso iría en contra del ADN del conjunto. Precisamente gracias a esas canciones erráticas, fruto de su empeño constante de alcanzar la genialidad, nos han enamorado a tantos y podemos disfrutarles tan a menudo.

Bitrate: 320 Kbps

01 – The River
02 – Infinite Rise
03 – God Is In The Rhythm
04 – Lonely Steel Sheet Flyer

Cortesía del Quinto Beatle y Muzikalia !!

 

King Gizzard & The Lizard Wizard – Nonagon Infiniry (2016)

King Gizzard & The Lizard Wizard

Nonagon Infiniry (2016)

Front

King Gizzard & the Lizard Wizard son un monstruo de siete cabezas que arrasa allí por donde pasa: así lo demuestran sus ocho álbumes en cuatro años (más pequeñas referencias, singles, digital releases, etc). De cómo siete tíos que se pasan la vida girando son capaces de semejante frenesí musical, eso ya queda a cargo de la imaginación de cada uno.

Su nueva entrega se llama “Nonagon Infinity” y es brujería pura: dicen que es el primer álbum en bucle de la historia. Un concepto que según el vocalista/flautista/guitarrista Stu Mackenzie, la banda llevaba gestando desde su pepinazo con “I’m in your mind Fuzz” (Heavenly Recordings, 2014) y que han materializado en “Nonagon Infinity”, compuesto de nueve cortes que parecen un tema de cuarenta y dos minutos.

El grupo toma un par de conceptos con los que ya llevaban tiempo trabajando y los elevan a la máxima potencia. Esos conceptos son tan simples como complejos y se encuentran estrechamente relacionados: el infinito y el presente. Ya habíamos visto en sus referencias principales la tendencia del grupo a componer temas extensos y jams sin un fin concreto, ya sea arrojándolos del tirón o dividiéndolos en partes, pero nunca en una escala tan grande. Lo que encontramos esta vez es básicamente un único tema. Dividido en varios movimientos, pasajes o como queráis llamarlo, pero una sola canción al fin y al cabo. Y lo más sorprendente es que no tiene principio ni fin, gira sobre sí misma una y otra vez. Así podemos leerlo en su Bandcamp, donde el único mensaje que dan acerca del disco es el siguiente: “play it on infinite loop”. Sí, podéis comprobarlo, si engancháis la última canción con la primera, encaja perfectamente.

La sensación: “Nonagon Infinity” podría tanto ser un cómic de los ochenta como la BSO de película de Horror Sci-fi. El disco suena a futuro post-apocalíptico o a lo que haría Jodorowsky si pudiera fagocitarse en un septeto de art-rock experimental australiano. Y sea o no el primer disco en bucle jamás compuesto, vuelve a ser la historia de cómo King Gizzard, en tiempo récord, lo han vuelto a hacer. Ahora les toca girar para presentarlo, siguiendo la filosofía de la banda: un no parar. Hasta que de repente, sin avisar, vuelvan a sacar un nuevo álbum. Y eso puede ser la semana que viene, dentro de dos meses, varios años, o nunca.

Bitrate: 320 Kbps

01 – Robot Stop
02 – Big Fig Wasp
03 – Gamma Knife
04 – People-Vultures
05 – Mr Beat
06 – Evil Death Roll
07 – Invisible Free
08 – Wah Wah
09 – Road Train

Cortesía de Mondo Sonoro y El Quinto Beatle !!

King Gizzard & The Lizard Wizard – Flying Microtonal Banana (2017)

King Gizzard & The Lizard Wizard

Flying Microtonal Banana (2017)

a2731568276_10

Necesitamos locos en el arte, y concretamente en la música. Agitadores, pirados, zumbados que salten al vacío sin paracaídas y mientras caen nos miren a los ojos, nos hagan un corte de mangas y se descojonen de nuestra cara de pasmo. Esa, y no otra, es la principal razón por la que ya hace tiempo juramos amor eterno al Rey Molleja y el Mago Lagarto.

Hablaba al principio de locos, y es que estos siete trastornados nos tienen ya acostumbrados a ser sorprendidos casi con cada nueva publicación. Entre sus (hasta el momento) nueve discos nos encontramos rarezas para todos los gustos, desde un spaghetti western narrado por el padre de uno de los miembros de la banda (“Eyes Like the Sky”, 2014), pasando por otro disco dividido en cuatro partes exactamente iguales (“Quarters!”, 2015), el puramente acústico “Paper Maché Dream Balloon”, también de 2015, hasta el último, el “Nonagon Infinity” del pasado año con el que nos metían de lleno en un álbum circular, sin principio ni fin. Pero con el anuncio el pasado noviembre de que en 2017 publicarían nada menos que 5 discos, ni los que creíamos que les conocíamos pudimos evitar que se nos cayese la mandíbula hasta el suelo. Y todavía tenían guardados más ases en la manga.

El primero de ellos es el protagonista de esta reseña, titulado “Flying Microtonal Banana”. Y es que no se les ha ocurrido otra cosa a los australianos que grabarlo íntegramente con instrumentos microtonales. Si, como yo, no teníais mucha idea de lo que son los microtonos hasta ahora, basta que sepáis que son las divisiones musicales de la escala, menores que un semitono, que es el intervalo ‘estándar’ de la octava, al menos en la música occidental. ¿El resultado? Sonidos indios y árabes que se mezclan con la psicodelia intrínseca de los australianos mejor que la tónica y la ginebra o el ron y la coca-cola.

Los agitadores del actual rock psicodélico comienzan su particular maratón de 5 discos publicados en un año. Y, contraviniendo cualquier consejo para una carrera de fondo, empiezan haciendo volteretas.

Bitrate: 320 Kbps

01 – Rattlesnake
02 – Melting
03 – Open Water
04 – Sleep Drifter
05 – Billabong Valley
06 – Anoxia
07 – Doom City
08 – Nuclear Fusion
09 – Flying Microtonal Banana

Cortesía de EL Quinto Beatle !!

King Gizzard & The Lizard Wizard – Polygondwanaland (2017)

King Gizzard & The Lizard Wizard

Polygondwanaland (2017)

cover

Si creíamos que los King Gizzard nos habían sorprendido suficiente en este 2017, nos encontrábamos equivocados. La ocasión para la nueva sorpresa fue el lanzamiento de su cuarto LP (de este año), y el modus operando fue la subida de todo el material en su página oficial para la libre descarga y reproducción del público, en algo que parece ser el siguiente paso a lo que fue la movida comercial que hizo Radiohead con In Rainbows.

Polygondwanaland es completamente gratis y cada uno es responsable de generar una copia física, hacer vinilos, CD’s, cassetes, descargarlo, remezclarlo y hacer más o menos lo que quiera con él. La banda sólo le brindó a la gente la música y el arte de tapa, dando lugar a un despliegue de creatividad por parte de sus fans. Movimientos como estos, sumados al carisma que tiene la banda en vivo y en entrevistas genera un gran cariño hacia ellos, como si se tratara de amigos que viven en el otro lado del mundo.

Musicalmente, los diez primeros minutos que abren el álbum hacen recordar a Nonagon Infinity, a partir de las polirritmias, letras enigmáticas y una idea de loop asomando, pero a su vez, sumando los elementos que incorporaron este año, como las escalas microtonales.

Situaciones de tensión absoluta como a las que nos condujeron en Murder of the Universe, resueltas con sintetizadores arcanos y percusiones implacables vamos a encontrar en este álbum, pero también hay lugar para paisajes que se mezclan entre Sketches of Brunswick East y Paper Maché Dream Ballons, como los del tema que da nombre al disco. Guitarras acústicas, sintetizadores intrigantes pero amenos, y un ritmo rebuscado liderado por el bajo y adornado por los hi hats permiten una obra muy disfrutable.

Algo para destacar en este álbum es el rol protagónico que asumen en varios temas el bajo y los sintetizadores con tintes ochentosos, dando a pensar inevitablemente en la aclamada serie de Netflix, Stranger Things.

Utilizando elementos e infuencias previamente exteriorizadas, como el folk, jazz, math rock, música oriental y el garage rock más sucio, todo embadurnado de una psicodelia deliciosa, los Gizzard logran excavar en nuestros cerebros una vez más. Porque un álbum de ellos es imposible de escuchar como fondo en una conversación con amigos. De una forma u otra, ellos te hipnotizan y cautivan, construyendo, destruyendo y rearmando nuevamente nuestros sentidos.

Bitrate: 320 Kbps

01 – Crumbling Castle
02 – Polygondwanaland
03 – The Castle In The Air
04 – Deserted Dunes Welcome Weary Feet
05 – Inner Cell
06 – Loyalty
07 – Horology
08 – Tetrachromacy
09 – Searching…
10 – The Fourth Colour

Cortesía de Indie Hoy !!