Gustavo Adolfo Becquer

becquerga300x300

Gustavo Adolfo Bécquer

(Sevilla, 17 de febrero de 1836 – Madrid, 22 de diciembre de 1870)


Los Ojos Verdes (1861)

Un macho de Corzo entre robles y arces. Un cuadro del año 2000

“Todo es allí grande. La soledad con sus mil rumores desconocidos, vive en aquellos lugares y embriaga el espíritu en su inefable melancolía. En las plateadas hojas de los álamos, en los huecos de las peñas, en las ondas del agua, parecen que nos hablan los invisibles espíritus de la Naturaleza, que reconocen un hermano en el inmortal espíritu del hombre.”

Los ojos verdes se considera una auténtica obra maestra de la literatura española pues consigue mezclar con exquisitez el misterio, la sensualidad y el estremecimiento. La mujer cobra un papel muy importante en ella y, al mismo tiempo enlaza con muchas de las célebres Rimas del mismo autor.

La obra de Becquer es muy reducida, sencilla, cálida, sentimental y depurada. La componen sus célebres “Rimas”, conjunto de 94 poemas breves, 25 leyendas y sus nueve cartas literarias con el título “Desde mi Celda”.

En las leyendas, cautiva al lector mostrándole un mundo fantástico, que lo atrapa hasta el final. Becquer no trató de dejar enseñanzas morales, ni se ató a la lógica, sino que dejó fluir su imaginación y sus sentimientos, típico de los autores románticos.

Cortesía de La Guía !!


 

Las Hojas Secas (1865)

SANYO DIGITAL CAMERA

“Nuestra vida pasaba como un sueño de oro, del que no sospechábamos que se podría despertar.”

Inmerso se nos presenta el poeta narrador, testigo de la conversación de dos hojas secas, al borde de un camino. Desligado de su propia individualidad, confundido en el paisaje, traduce “su incomprensible lenguaje” e indiscreto, nos transcribe sus palabras. Es la fusión del poeta con el medio natural que aparece en tantas de sus Rimas.

Cortesía de Ivoox !!

Anuncios