Thee Oh Sees – Floating Coffin (2013)

Thee Oh Sees

Floating Coffin (2013)

Thee Oh Sees - Floating Coffin

Thee Oh Sees cuentan con una inagotable capacidad para romper su propio molde. Su historia es la historia de muchos discos, unos mejores que otros, todos ellos diferentes entre sí. Juegan al garage rock y a ratos al garage punk, es cierto, pero nunca repiten los mismos esquemas. Si un día abordan el género desde el lo-fi, al día siguiente lo hacen desde el folk sesentero o desde el verdadero rock ‘n roll. Un trabajo, o dos, por año: todos ellos notables. Floating Coffin, su quincuagésimo trabajo, no ha decepcionado. Es más, podría ser uno de sus mejores discos.

Sabíamos de John Dwyer y de Thee Oh Sees que, al margen de cualquier otra corriente estilística, su terreno era la psicodelia. Floating Coffin explota este camino como nunca antes. Es probable que los discos anteriores de Thee Oh Sees fueran folk, lo-fi o garage, pero nunca habían sido pura y exclusivamente psicodélicos. Floating Coffin lo es. Este no es un disco garagero. Este es un disco que recorre los terrenos del space rock y de la psicodelia entre guitarras cortantes y endiabladas. Dwyer llevaba un par de años buscando algo parecido a esto, pero nunca había afinado tanto el disparo como en Floating Coffin.

No obstante, quien tuvo retuvo. La primera canción del disco, como ya os explicamos, es absolutamente demencial. Un trallazo a la altura de la mayor parte de sus discos. Thee Oh Sees tienen la bendita costumbre de regalar una canción atronadora a las primeras de cambio, y en Floating Coffin, como en muchas otras cosas, parecen haber logrado la definitiva excelencia. ‘I Come From The Mountain’ es una barbaridad que evoca el primitivismo de Carrion Crawler/The Dream EP y el pálpito psicodélico de Putrifiers II. Dwyer desvela aquí todas las pistas del disco: guitarras aceleradas y un montón de alucinógenos.

Y no hay respiro. Un, dos, tres, cuatro, cinco. Floating Coffin es una sucesión de puñetazos al mentón. Thee Oh Sees no tienen ni tiempo ni ganas de reprimirse: ‘Toe Cutter – Thumb Buster’, ‘The Floating Coffin’, ‘No Spell’ y ‘Strawberries 1 + 2’ coquetean con el hard rock, con los estupefacientes de toda clase, con el space rock de Hawkwind y con el frescor juvenil del garage rock de toda la vida. Dwyer se entretiene entre ritmos selváticos, falsetes inquietantes y el mayor muro de sonido que Thee Oh Sees han sido capaces de lograr jamás. Nunca antes el grupo había sonado tan enorme. Floating Coffin es el Gran Salto Adelante: el disco que coloca a Thee Oh Sees en la liga de los más grandes.

La gran virtud de Floating Coffin es que a pesar de la omnipresente distorsión, es fácil individualizar cada una de las partes de la ecuación y ver el inmenso trabajo y dedicación que hay detrás, y como ceden un posible protagonismo para conseguir un disco coherente y completo, capaz de tocar muchos géneros pero enmarcarse en un sonido propio, personal y único. Un nuevo viraje en el camino de un grupo que a pesar de los cambios, siempre sigue hacia delante.

MIni Dato:

* Thee Oh Sees es un grupo que ha escogido muy bien cada una de las portadas que ha ilustrado sus discos. Sin remontarnos demasiado en el tiempo, podemos pensar en cómo los intestinos rosas y el soldado esquelético y verde de Carrion Crawler/The Dream EP representaba a las mil maravillas el contenido de sus canciones: chungas, violentas, viscerales. Lo mismo se podía decir de el teléfono de juguete de Castlemania: en su interior, el disco era tan juguetón y veraniego (vía trance narcótico) como su portada. O del perro amansado y deforme de Putrifiers II y de sus canciones a ratos incómodas, a ratos clásicas, a ratos divertidas.

Las fresas, los ojos, los dientes. Floating Coffin cuenta con la misma exhuberancia y dosis de surrealismo que la imagen que ilustra el disco. El placer fresco y pasional de la fresa, la mirada psicótica de los ojos salidos de sus órbitas, la mordiente agresiva de unas mandíbulas desencajadas. Thee Oh Sees recrean en Floating Coffin los elementos básicos de su repertorio de toda la vida pero no son conservadores. Si en Putrifiers II los medios tiempos podían resultar algo anodinos, en Floating Coffin se convierten en lecciones de neo-psicodelia.

Origen: U.S.A

Género: Psychedelic Rock / Garage Rock

Bitrate: 320 Kbps

01 – I Come From The Mountain
02 – Toe Cutter-Thumb Buster
03 – The Floating Coffin
04 – No Spell
05 – Strawberries One & Two
06 – Maze Fancier
07 – Night Crawler
08 – Sweets Helicopter
09 – Tunnel Time
10 – Minotaur

Cortesía de Hipersonica y Frog the World !!

Dead Rabbits – Self Destruct (2011)

Dead Rabbits

Self Destruct (2011)

0551a66c7d078d1a954e3d6ffa693bae

Este trío de Southampton destila música, que choca y mezcla influencias. A veces nos encontramos con olas de guitarras mecanografiadas a lo Brian Jonestown Massacre o acordes ruidosos y distorsionados estilo The Jesus & Mary Chain. Lo que queda más que claro es que los Dead Rabbits son verdaderos maestros a la hora de recrear atmósferas opresivas.

“Self Destruct” publicado a principios de 2011, es sin duda el disco más oscuro del grupo. Bajo y percusiones pesadas, maracas y panderetas etéreas, rodajas de notas de guitarra y la fantasmagórica voz de Tom Hayes. Estamos ante una de esas rarezas dignas de ser escuchadas.

Origen: U.K

Género: Psychedelic Rock

Bitrate: 320 Kbps

01 – All You Need
02 – Nothing Lasts Forever
03 – Prescriptions
04 – Self Destruct

Cortesía de Exploring Spastic Inevitable !!

Good Morning – Shawcross (2014)

Good Morning

Shawcross (2014)

Shawcross

Surfear por la blogosfera musical a veces puede cansar, pero estaremos todos de acuerdo que en ella se esconden muchos diamantes en bruto por pulir. El hallazgo de hoy sale precisamente de las entrañas de algún recóndito espacio musical que tuvo la vista de dedicarle unas líneas a este grupo: su nombre, Good Morning, y la referencia directa, Mac DeMarco. Este dúo de Melbourne (otro más para la psicodelia australiana) se presenta en sociedad con un EP en el que no inventan la pólvora, pero sí enamoran.

“Shawcross” enamora, como las baladas de DeMarco, que inexplicablemente te dejan blando y receptivo. El manejo y el gusto que Stefan Blair y Liam Parsons tienen por la cinta son tan palpables como su honestidad al cantar. Suena ‘Don’t Come Home Today’ y es imposible no dejarse llevar por la pasividad y la desgana que emanan sus guitarras. Su ejecución es sobria y certera, y ahí está la siguiente advertencia para ratificarlo: ‘Warned You’, otra canción de cristal. ‘Cosmic Saas’ recordará a la parcela instrumental de ‘Sherrill’ (más recargada y producida), mientras que ‘Time to Try Again’ nos sacará a la calle para que nos despeje el sol matutino.

Por descubrir está su faceta carismática y su ‘modus operandi’ en directo, dos factores fundamentales a la hora de crecer y ganarse a la gente. Por ahora, nos lo han dejado claro: al otro lado del Pacífico, Good Morning es el discípulo directo de Mac DeMarco.

Origen: Nueva Zelanda

Género: Alternative Rock / Lo-Fi

Bitrate: 320 Kbps

01 – Once You Know
02 – Don’t Come Home Today
03 – Warned You
04 – Cosmic Sass
05 – Time to Try Again
06 – Wednesday
07 – Before My Ears Explode

Cortesía de Binaural !!

Good Morning – Glory (2016)

Good Morning

Glory (2016)

0006107714_10

En su segundo LP los Good Morning continúan por el camino sonoro establecido ya en su primer trabajo: guitarras playeras, voces reverbadas y muy buena vibra. Hay algo particularmente atractivo en el tono nebuloso, algo soso del álbum que lo pone a la altura de Deerhunter en su capacidad para captar la atmósfera despreocupada del verano.

Por desgracia, Glory es un poco corto (llegando a tan sólo 23 minutos). Sería interesante ver cómo estos chicos adaptan su sonido a una estructura más amplia, ya que han crecido bastante desde su debut Shawcross en 2014.

Bitrate: 320 Kbps

01 – Overslept
02 – Cab Deg
03 – To Be Won
04 – Give Me Something to Do
05 – The Great Start
06 – In the Way

Cortesía de Thrdcoast !!

The Holydrug Couple – Noctuary (2013)

The Holydrug Couple

Noctuary (2013)

cover

Sería muy ingenuo pensar que las bandas derivadas del revival del Summer of Love que últimamente se está suscitando, provienen únicamente de Europa, o de gringolandia. Este boom se siente hasta el sur del planeta: como gran ejemplo de ello tenemos a The Holydrug Couple.

La banda se formó en Santiago de Chile en 2008, poco más de cinco años después de que Ives y Manu se conocieran. Apenas se habían visto en unos años cuando Manu escribió a Ives para decirle que se había comprado una batería. Empezaron entonces a tocar juntos y, una semana después, formaron el grupo, abandonándose posteriormente a un frenesí compositivo que culminó con el EP Ancient Land (2011) y con el álbum Noctuary (2013), ambos editados por Sacred Bones.

Además de la influencia francófona, también señalan como inspiración las baladas soul de Aretha Franklin, grupos de synthpop Latinoamericanos de los 80 como Los Encargados,Virus y Los Prisioneros y el electro de los franceses Air.

Ives Sepúlveda y Manuel Parra, sin tener mucha idea de lo que estaban haciendo, empezaron a tocar en el 2008. Es muy importante aclarar que el nicho musical en Chile al que ellos pertenecen es muy reducido: este es un sector de clase alta que no se sintió identificado con las propuestas nacionales que ahora permean, tanto como Javiera Mena y Gepe, y entonces decidieron hacerse de una ruta más experimental. He de ahí los orígenes de BYM Records, sello chileno que refugió a toda esta movida psicodélica con bandas contemporáneas a de The Holydrug Couple como Föllakxoid (el proyecto alterno de Ives Sepúlveda), Watch Out!, The Ganjas, La Hell Gang, Los Howlers y más.

Gracias a la alianza de BYM Records con la reconocida disquera Sacred Bones (The Men, Moon Duo, Psychic Ills) de Brooklyn, The Holydrug Couple ha recibido mucha atención por parte de medios internacionales importantes.

A diferencia de su primer disco, el cual tiene raíces directas de Spacemen 3 y reminiscencias bluseras, en Noctuary ya no se siente como si el dúo estuviera buscando la fórmula para hacer radiable una canción bien pacheca. Durante cuatro meses, ambos integrantes se encerraron en un estudio casero que ellos mismos acondicionaron, y trabajaron sin cesar (y sin salir) hasta obtener grandes resultados. Podríamos usar adjetivos como astral, onírico, hipnótico, psíquico, de ensueño y bla bla bla… para describir a Noctuary, pero además de que no llegaríamos a ningún lado, creemos que la travesía que provoca el disco es personal. Así que, más bien escúchenlo, nosotros les aseguramos que las pachequeses a las que remite valen la pena.

Origen: Chile

Género: Psychedelic Rock / Space Rock

Bitrate: 320 Kbps

01 – Counting Saliboats
02 – Sailor
03 – Follow Your Way
04 – Out Of Sight
05 – Red Moon
06 – Wonder
07 – Willoweed
08 – Paisley
09 – Wondered
10 – It’s Dawning

Cortesía de Ibero 909 y Ocimagazine !!

The Holydrug Couple – Moonlust (2015)

The Holydrug Couple

Moonlust (2015)

cover

The Holydrug Couple es de esa nueva camada de músicos psicodélicos que en este último lustro han recorrido la escena under de la capital chilena, y les gusta visitar el imperio de vez en cuando. Moviéndose entre Santiago y Nueva York, con la asociación de disqueras y sellos difusores, han explorado la presentación de un sonido psicodélico bastante particular. Sin embargo, parece ser una búsqueda larga, de una identidad inconfundible, que disco a disco se va ensayando.

Tienen dos trabajos consolidados bajo el brazo: Awe (2011) y Noctuary (2013). Sus únicas placas, además de Moonlust, que pueden o no tener un parecido de familia frontal. Con un sonido más sucio al comienzo, si escuchamos a Now de su primer EP y damos revista a Awe, es posible notar que hay una limpieza y mayor elaboración sónica bien paulatina. Poco profetas en su tierra, despliegan su calidad a públicos de distintas partes del orbe. Con giras y actuaciones en Europa y EE.UU han sabido ganarse un espacio en el vasto mundo de la música mundial.

En Moonlust la fórmula de The Holydrug Couple sigue siendo la misma, pero el lenguaje del dúo ha evolucionado, siguiendo la trayectoria que Noctuary (su predecesor) ya había delineado. De la psicodelia más pura de sus primeros trabajos, que recordaba a The Ganjas o The Black Angels, han pasado a un sonido onírico, un armamento de psicodelia directo a la vena, pero que veremos está edulcorada por la poesía y la calma del dream pop, pasando por una versión amable del trance y electrificada con algunos rudimentos del género electrónico.

En suma, Moolust da un paso más arriesgado que el que dio The Holydrug Couple en Noctuary, y el resultado, sin ser perfecto, es muy positivo. La dulzura de la nueva fórmula le da un carácter cautivante al sonido de la banda, que se nutre de una sensibilidad pop para colorear atmósferas tan soñadoras y volátiles que atrapan a cualquiera.

Bitrate: 320 Kbps

01 – Atlantic Postcard
02 – Dreamy
03 – Light or Night
04 – French Movie Theme
05 – If I Could Find You (Eternity)
06 – I Don’t Feel Like It
07 – Concorde
08 – Baby, I’m Going Away
09 – Generique Noir
10 – Submarine Gold
11 – U Don’t Wake Up
12 – Remember Well

Cortesía de los Hijos de Saturno y Absenta Musical !!

 

The Devil And The Almighty Blues – The Devil And The Almighty Blues (2015)

The Devil And The Almighty Blues

The Devil And The Almighty Blues (2015)

The-Devil-and-the-Almighty-Blues-cover

¿Que se puede esperar de un sello discográfico llamado Blues For The Red Sun Records? El largo camino por los grandes genios del blues que el tiempo ha traído, tiene su recompensa con el gran debut que se marcan los noruegos The Devil And The Almighty Blues, un recorrido por las tierras cosechadas de Canned Heat, Muddy Waters, el recientemente fallecido Johnny Winter o el mismísimo maestro Hendrix.

El quinteto de Oslo se presenta de esta manera espectacular, armado de las Gibson de la época y amplificadores valvulares que harán retorcer las paredes de tu hogar, el sabor puro a roble que trae el bourbon viene desde el otro lado de su producción. Este debut autotitulado ha tenido un lento proceso de fabricación en el estudio y digamos que el resultado es de lo más sobresaliente.

Muchas de las partes de este LP podrían traer a la memoria los primeros discos de ZZ Top o Dire Straits, blues rock exquisito hecho con maestría bajo un manto pesado que da como resultado un producto lento, pesado, melódico y muy crudo.

The Devil And The Almighty Blues es la respuesta a esa pregunta de si el blues llega más allá de tierras norteamericanas, ese cruce de caminos que hubo en épocas anteriores cerrado en un cubo como EE.UU, tenía que dar el salto al charco. Muchos como Zeppelin o Rory Gallagher lo hicieron y su legado no conoce límites, dieron de este género de producción casera norteamericana, un giro de tuerca y lo expandieron por el resto del globo terráqueo.

Siguiendo ese tono de cálido blues que siguen en la actualidad formidables formaciones como All Them Witches o Dwellers, y que fuertemente avivan esa escena norteamericana, los nórdicos encienden la mecha con “The Ghost Of Charlie Barracuda” inmejorable comienzo que marca el patrón a seguir durante los próximos 45 minutos llevando ese aire blues con la mezcla del rock más tenaz y pesado.

Trabajo emocional lleno de un amor profundo por los héroes musicales de estos grandes artesanos del blues rock contemporáneo. No importa que banda ni que género salga de esas frías tierras del norte, los noruegos están hechos para todo y este gran inicio que se han marcado es digno de con el tiempo tratarlo como un peso pesado.

Origen: Noruega

Género: Hard Rock / Blues&Rock / Psychedelic Blues

Bitrate: 320 Kbps

01 – The Ghost of Charlie Barracuda
02 – Distance
03 – Storm Coming Down
04 – Root to Root
05. – Never Darken My Door
06 – Tired Old Dog

Cortesía de La Habitación 235 !!